tips ambientales

“Cómo reciclar agua”

 

 

Con una demanda cada vez mayor de los recursos renovables del agua, aprender a reciclarla no sólo te ahorra dinero, sino que también es bueno para el planeta. Implementar ideas de reutilización de agua y otras soluciones ecológicas integrales ayudan a proteger los acuíferos y reponer los lagos, especialmente en épocas de sequía. Para obtener consejos sobre cómo reciclar el agua, considera las siguientes ideas:

 

1. Iniciar los métodos de reciclaje adecuados. Si bien es posible desinfectar aguas grises, aguas negras e incluso el agua salada del mar hasta cierto punto, es posible que no estés en condiciones de hacer la inversión necesaria, al menos inicialmente. Predetermina tus objetivos con un presupuesto claro en mente.

 

2. Ahorra agua en tu rutina diaria. La conservación es un eslabón fundamental para el reciclaje y hay muchas maneras eficaces para conservar el agua en el medio de la casa y en el patio.

 

- Basta con cerrar la llave del agua mientras te cepilla los dientes; puede ahorrarte 300 galones de agua al año.

- Reduce el tiempo de ducha. Al ducharse utiliza alrededor de 2.5 galones de agua por minuto.

- Enseña a los niños cómo usar el agua con prudencia. Es fundamental para una vida de buenos hábitos de conservación.

 

3. Desinfectar las aguas grises. Las aguas grises se distinguen de las aguas negras como todas las que no se van por el inodoro. El agua de las duchas, fregaderos, la lavandería y la humedad de los acondicionadores de aire entran en esta categoría, que representa el 50-80 por ciento de las aguas residuales domésticas. Aguas grises purificadas, se pueden aprovechar para cisternas de inodoros, riego de césped y jardinería, sobre todo en épocas de sequía.

 

Un sistema de recolección de aguas grises procesa partículas en el agua través de un complejo sistema de filtración, el esfuerzo y los métodos de esterilización conectados directamente a las tuberías de drenaje. Los tanques de almacenamiento ayudados por un sistema de control automático, completa el proceso, permitiendo que el agua sea reutilizada. Los sistemas de recolección de aguas grises se pueden comprar a través de distribuidores acreditados. Ponte en contacto con un distribuidor para tu consulta en el sistema adecuado para tus necesidades.

 

4. Recupera el agua de lluvia. Instala un sistema de recolección de agua de lluvia para recolectar agua relativamente dulce de la lluvia y la condensación. Los sistemas de recolección de agua de lluvia pueden ser regulados por diversas autoridades, así que consulta con tu departamento de servicios públicos municipales para proceder.

 

El agua de lluvia se recoge en un tanque de almacenamiento por debajo de canaletas bajantes. Los techos y canaletas deben estar libres de soldadura de plomo, pintura, hojas y demás material extraño para reciclarla de manera segura para posteriormente hacerla potable.

 

El agua potable o agua que está libre de contaminantes y es segura para beber, requiere una mayor concentración de filtración. Una vez que el agua de lluvia se recoge de forma segura, se requiere una filtración y ósmosis inversa para hacerla potable.

 

5. Compara la factura del agua antes y después. En función de los métodos que elijas, el reciclaje puede ser caro, pero ahorra dinero a largo plazo. La eliminación de los malos hábitos y la recuperación de agua renovable te permiten el beneficio de salvar esta fuente vital sin comprometer tu estilo de vida. Recuerda: Fugas en tuberías y lavabos pueden sumarte muchos pesos al mes en tu factura de agua. Incluso la más pequeña fuga debe ser reparada inmediatamente.